Connect with us

Destacadas

EL BREXIT Y SU IMPACTO EN  EL COMERCIO DE LOS PRODUCTOS FRESCOS EN LA UNIÓN EUROPEA.

Published

on

Por Darinel Herrera

Como era de esperarse, la salida de Reino Unido de la Unión Europea a través del Brexit  ha comenzado a reconfigurar la forma de hacer comercio con sus socios comerciales en el exterior y entre los propios miembros de la eurozona.

El período de transición para el Brexit finalizó el pasado 31 de diciembre de 2020. Periodo durante el cual, el Reino Unido y la Unión Europea acordaron un acuerdo comercial que entre otros temas, contemplaba el suministro de frutas y hortalizas entre la UE y el Reino Unido.

Sin embargo, esta nueva relación entre ambos actores ha traído nuevos desafíos que sin duda han afectado tanto a proveedores europeos como no europeos.

Empezando por las enormes dificultades aduaneras y logísticas a las que se enfrentan día con día los transportistas. Las empresas Irlandesas por ejemplo,  han comenzado a evitar el tránsito de mercancías a través de  Reino Unido hacia el puerto de Calais, abriendo una nueva ruta directa hacia el puerto de Cherburgo.

Desde que comenzó el año, la afluencia de buques de carga que salen a través de esta nueva ruta se ha triplicado y más del 30% de los 150.000 camiones que tomaban hasta antes del Brexit la ruta de Francia a través del Reino Unido ahora lo hace a través de la nueva ruta de Cherburgo.

Por otro lado, los 27 estados miembros de la UE exportan más de 3,2 millones de toneladas de frutas y hortalizas frescas al Reino Unido cada año. Esta cantidad representa el 40% de la demanda interna del Reino Unido. El reciente acuerdo del Brexit supuestamente garantiza un suministro continuo de verduras y hortalizas frescas desde y a través de Europa continental. Sin embargo, el Brexit está creando 55 millones de euros de costes adicionales para el sector de los productos frescos . Estos costos adicionales dificultan que las pequeñas empresas permanezcan en esta industria de bajos beneficios.

Nuevos procedimientos aduaneros del Reino Unido

El comercio fresco requiere eficiencia en velocidad y costos. Muchos minoristas utilizan un sistema justo a tiempo. Los envíos y llegadas de frutas y hortalizas frescas se planifican cuidadosamente y el tiempo en los almacenes es limitado. Desde el Brexit, el Reino Unido ya no tiene que seguir las mismas reglas que la UE. Los nuevos procedimientos e inspecciones aduaneras del Reino Unido ralentizan el comercio desde y a través del resto de Europa. Esto hace que el comercio indirecto y la reexportación a través de la UE sean menos atractivos para los proveedores de productos frescos. Los certificados fitosanitarios forman parte de los nuevos procedimientos aduaneros. Después de abril de 2021, estos certificados serán un requisito para la mayoría de las frutas y hortalizas frescas importadas de la UE.

Las rutas comerciales son rutas de tránsito que también están cambiando. El Reino Unido solía ser un puente terrestre entre la UE e Irlanda. Ahora, para llegar al mercado irlandés, los proveedores europeos deberán buscar opciones de transporte más directo. Esto resultará en costos adicionales y un tiempo de tránsito más largo. Al Reino Unido le llevará tiempo resolver los problemas comerciales y mejorar los procedimientos. Ahora es un buen momento para que los proveedores fuera de la UE examinen su red en la UE y establezcan nuevas relaciones en el Reino Unido.

Proveedores de fuera de la UE

A partir del 1 de enero de 2021, los acuerdos comerciales de la UE ya no se aplican al Reino Unido. El Reino Unido ha celebrado nuevos acuerdos comerciales con países no pertenecientes a la UE . Entre estos países se encuentran importantes proveedores de frutas y hortalizas. Éstos incluyen:Marruecos, Egipto, Perú, Chile, Colombia, Centroamérica, Sudáfrica y Kenia.

Los nuevos acuerdos son similares a los acuerdos que tenía el Reino Unido antes del Brexit. Como tal, hay pocos cambios en los procedimientos aduaneros para países no pertenecientes a la UE.

¿Qué pasará ahora?

Los comerciantes de la UE intentarán asegurar sus negocios con el Reino Unido. Los proveedores de servicios británicos intentarán satisfacer la demanda de sus principales contratos minoristas a través de las líneas de suministro más directas posibles. Esto otorga a los proveedores cercanos que no pertenecen a la UE, como Marruecos y Egipto, una posición competitiva comparable a la de los proveedores de la UE. Es probable que los productos frescos de proveedores más lejanos también viajen más directamente al Reino Unido.

Sin duda pros y contras que habrá que analizar oportunamente.

Fuentes:

https://www.cbi.eu/news/brexit-effect-fresh-trade

Fuente: DW en Español

 

Derechos Reservados 2019 - La Voz del Campo :: www.lavozdelcampo.com.mx