Connect with us

Entrevistas

Industria de arándanos mexicanos impulsa desarrollo de variedades más productivas para enfrentar la falta de mano de obra en los campos

Published

on

El director general de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries), Juan José Flores, dice que están desarrollando variedades de fácil cosecha y que están acortando los ciclos de producción para aprovechar la mano de obra. En entrevista con Redagrícola el representante de una de las entidades gremiales de berries más importantes de México entrega su visión sobre la actual campaña de arándanos y cómo se desarrolla el modelo de negocios de un país, que se ubica como el sexto exportador del fruto en el mundo.

Por: Macarena Barriga Guerrero

La falta de mano de obra en los campos, que fue intensificada por la pandemia del Covid-19, es el mayor desafío que enfrenta la industria de los arándanos mexicanos. Para solucionar esta problemática, Juan José Flores, director general de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries), explica: Sin duda, el mayor desafío que atraviesa la industria es la falta de mano de obra en los campos, por lo que estamos buscando más tecnificación en la cosecha, desarrollar variedades más productivas, de fácil cosecha, y acortar los ciclos de producción para aprovechar la mano de obra en los campos”.

“Jalisco y Michoacán son las zonas que cuentan con más plantaciones de arándanos y que tienen macro túneles que no permite el uso de maquinarias. En cuanto a automatización, estamos avanzando, en el empacado automático de blueberries para enfrentar la falta mano de obra”, dice Flores, que hace seis años es representante de una de las entidades gremiales de berries más importantes de México.

Desde Jalisco, el Ingeniero Agrónomo Parasitólogo de la Universidad Autónoma Chapingo y que cuenta con más de 10 años de trayectoria en la agricultura mexicana, en esta entrevista con Redagrícola analiza los desafíos que enfrenta la industria, da su visión sobre la campaña de 2022-2023 de arándanos y cómo se desarrolla el modelo de negocios, de un país con 13.500 hectáreas de arándanos.

 

Juan José Flores, director general de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries).

Juan José Flores, director general de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries).

-¿Cuáles son los desafíos que enfrenta la industria del arándano mexicano en la campaña 2022-2023?

“El gran desafío será seguir cumpliendo con las reglas y regulaciones para mantener a los principales mercados, que son EE.UU. y Canadá. También tendremos que ser mucho más eficientes en los temas de logística, es decir, buscar nuevas rutas marítimas y áreas que lleguen a los mercados. Sin duda, el mayor desafío que a traviesa la industria es la falta de mano de obra en los campos, por lo que estamos buscando más tecnificación en la cosecha, desarrollar variedades más productivas, de fácil cosecha y acortar los ciclos de producción para aprovechar la mano de obra en los campos”.

-¿La automatización se ubica como una alternativa para enfrentar la falta de mano de obra?

“Jalisco y Michoacán son las zonas que cuentan con más plantaciones de arándanos y que tienen macro túneles que no permite el uso de maquinarias. En cuanto a automatización, estamos avanzando, en el empacado automático de blueberries para enfrentar la falta mano de obra”.

-¿Cuál es su evaluación de la actual temporada de arándanos?

“México hoy se ubica como el sexto exportador a nivel mundial. Durante el primer trimestre de este año, los berries se posicionaron como el primer producto agroalimentario más exportado de México, representando el 15% de los envíos mexicanos y son el cultivo que ha mostrado mayor crecimiento (20%) durante los últimos años. En cuanto a los arándanos, nos encontramos en las semanas peaks de exportaciones, por lo que pronosticamos que llegaremos a las 85.000 toneladas al término de la temporada, lo que es un alza en cuanto la temporada anterior. Nuestros principales mercados son EE.UU., Canadá y   Japón, al cual enviamos más de 1.000  toneladas en la campaña con una calidad muy alta de la fruta”.

“Japón es uno de los mercados que podemos estar diferenciando por mejores retornos, obviamente mandamos fruta premium y con calibres grandes de arándanos. Es un mercado muy especializado en calidad de tamaño de fruta y al cual enviamos la fruta de forma área y la complementamos de forma marítima”.

-¿Quedan mercados por abrir?

“Estamos en gestiones para que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) nos ayudé con la apertura de Corea del Sur, India, Vietnam, Tailandia y Malasia. Las próximas semanas recibiremos en México a cuatro funcionarios del ministerio de Agricultura de Malasia para seguir con el proceso, en el caso de los demás países aún estamos en la etapa del análisis riesgo de plagas».

-¿Cuáles son los temas principales que han marcado la temporada 2022-2023?

«Uno de los temas principales que nos ha impactado es el retraso de dos semanas de la cosecha de arándanos, que fue producido por el cambio climático, que generó más frío de lo habitual en las mañanas, tardes y noches, pero que también ha favorecido la calidad y el volumen del blueberry. Por lo tanto, tenemos más estable el volumen de producción por planta que años anteriores en el centro y norte de México”.

-¿Crece la superficie de arándanos ¿Dónde crece?

“Ya no crece como hace cinco, seis atrás, que crecía sobre el 40% anual. En cambio, actualmente el crecimiento se ubica en 15% al año. Hoy contamos con 13.500 hectáreas de arándanos, de las cuales las principales zonas productoras son Jalisco con 4.915 hectáreas, Sinaloa 2.440, Michoacán con 1.830 y Guanajuato con 970. En el caso de Aneberries, la asociación está compuesta por 40 empresas socias, por lo tanto, contamos con cerca de 10.000 hectáreas en país”.

“Para esta temporada pronosticamos que las plantaciones no crecerán más del 12%, 13%, lo que es bajo. Hay que destacar que tenemos un crecimiento modesto que es influenciado por un recambio varietal, es decir, se van cambiando a variedades más productivas y atractivas para los mercados, así se va desplazando Biloxi y otras variedades que están dejando de ser comercializadas como Legacy. Estas nuevas variedades se caracterizan por tener calibres más grandes, ser más crocantes y cuentan con una combinación de dulzura y acidez, en la cual predomina el dulzor de la fruta. Son frutas más tolerantes al viaje y que son desarrolladas por el vivero Planasa y compañías como Fall Creek, Driscoll’s y Hortifrut».

«Hay que destacar también que actualmente, un 12% de la superficie (1.368 ha) sembrada de blueberries en el país corresponde a cultivos orgánicos. El crecimiento en la superficie lleva de la mano la generación de más empleos: 91. 200 empleos formales son generados en el sector, 45% mujeres colaboran en la industria, contribuyendo así a la equidad de género”.

-¿Cómo se desarrolla el modelo de negocios de la industria, por ejemplo, es impulsado por firmas locales o extranjeras?

“El negocio está conformado por más de 30 empresas locales y extranjeras y por pequeños y medianos productores, que son los que predominan, ya que hay pocos productores que cuenten con más de 100 hectáreas. Tenemos varios esquemas de negocios en México, uno de ellos es que empresas cuentan con sus propios productores a través de agricultura con contratos.  El segundo es la compra por oferta y demanda, lo que permite cercanía al mercado norteamericano donde lo que hoy cosechamos, lo empacamos mañana y llega al mercado, lo mismo pasa con Canadá que se demora pocos días en llegar”.

-¿Cómo se desarrolla la ventana comercial del negocio?

“Hay que destacar que los desafíos que nos plantean estos esquemas es que siempre tenemos que buscar ventanas con mayor oportunidad de venta cuando están saliendo otros volúmenes de otros orígenes. Lo anterior lo realizamos entre febrero y mayo, nosotros entramos cuándo termina Perú, Chile y va terminando estado norte de EE.UU. como Washington y Michigan. Nos complementamos, prácticamente, con Georgia, Florida y California, entonces vemos la oportunidad de promover ese volumen y vemos a un consumidor que encuentra arándanos todo el año y con un volumen consistente que proviene de diferente, orígenes».

-En cuanto al modelo de negocios ¿Grandes empresas compran la producción de los más chicos?

“Las grandes empresas cuenta con su producción propia y tiene sus propios productores, en cambio, las pequeñas y medianas empresas exportadoras son las que compran la producción a los pequeños productores que no son parte de ellas”.

-¿Qué ajustes necesita la industria del arándano mexicano hoy?

Necesitamos mucha promoción y mayor investigación para incentivar el consumo y convertir así a los arándanos en un commodity. Necesitamos fortalecer el trabajo en conjunto con organizaciones internacionales como la Organización Internacional del Arándano (IBO) y los consejos de arándanos americanos y comprometernos entre todas las entidades a mantener un estándar de calidad que permita al consumidor contar todos los días con arándanos y no decepcionarlo en cuanto a calidad de la fruta. Si tenemos consumidores insatisfechos nos podremos incrementar el consumo, por lo tanto, nuestro mayor compromiso es con el consumidor para proveerle arándanos de calidad todo el año”.

-¿Cuáles son las oportunidades que tiene el arándano mexicano hoy?

“Queremos generar mayor volumen, desarrollar nuevos mercados y nuevas variedades con mayores calibres.de mayor crocancia, frescura y mayor tamaño. También hemos ratificado nuestros cumplimientos con el cuidado de nuestros trabajadores y con el medio ambiente para entregar a nuestros consumidores arándanos de calidad todas las semanas de años”.

Fuente: Redagricola /08.05.23

Continue Reading

Derechos Reservados 2023 - La Voz del Campo :: www.lavozdelcampo.com.mx