Connect with us

Internacional

«La ruta directa México-Róterdam es una apuesta segura»

Published

on

Una ruta marítima directa entre México y Róterdam sería más que conveniente. Después de casi tres años de investigación, preparación, planificación, pruebas de navegación y espera (mucha espera) parece que el servicio de línea fija comenzará a partir de este verano. «Una ruta marítima directa impulsará las exportaciones mexicanas», dice Lia Bijnsdorp , directora general de United Producers of Mexico (UPM).

UPM se fundó en 2016 para mejorar y aumentar las agroexportaciones mexicanas al mercado europeo. «Al principio, el enfoque era principalmente fortalecer la posición de las organizaciones de productores mexicanos en ese mercado. El conocimiento adquirido constituye la base de nuestro actual modelo de negocio, con ‘mejorar’ como palabra clave. Solo se puede fortalecer la posición de los productores mexicanos a nivel internacional si se mejoran varios aspectos en el proceso de exportación».

Lía dice que los exportadores mexicanos y, sobre todo, los productores, quieren exportar, pero no siempre están preparados para ello. «La imagen de México ha sido diversa en el mercado europeo durante mucho tiempo, pero las oportunidades abundan. México es, por ejemplo, el mayor productor de aguacate del mundo, con cerca del 30% del total mundial. Y ese sector sigue creciendo. La mayoría de los aguacates mexicanos van a Estados Unidos, y también hay un fuerte consumo interno. Aun así, hay tanta producción que el producto se está expandiendo en el mercado europeo».

Sin embargo, desde que se envían los aguacates hasta que llegan a los consumidores, muchos, por desgracia, se siguen perdiendo. UPM se ha comprometido a minimizar en gran medida esa pérdida. Sorprendentemente, en México apenas se pierden; se utilizan las hojas, la piel e incluso los huesos de los aguacates. La fruta para el guacamole, los huesos para el aceite y las cáscaras para el abono orgánico. «Todo se aprovecha. En México, los bancos de alimentos incluso regalan los aguacates que no se pueden vender».

Conectar la producción mexicana con el mercado europeo
¿Cómo conecta la UPM las exportaciones mexicanas y el mercado europeo? «Organizamos misiones comerciales para introducir las exportaciones mexicanas en el mercado europeo. A menudo esto va acompañado de visitas a empresas y de la participación en una feria internacional. La próxima misión comercial está prevista para abril, que se combinará con Fruit Logistica. También organizamos sesiones de matchmaking en las que los exportadores se reúnen con nuevos clientes potenciales», explica Lia.

«Hay foros empresariales que ofrecen a los exportadores información y orientación sobre la evolución y las tendencias en ámbitos como las condiciones del mercado, la logística, la investigación y las certificaciones. Y nos asociamos con proveedores de soluciones de mejora de la calidad. Se trata preferentemente de empresas y organizaciones de los Países Bajos y México, como Holland House Mexico y las embajadas».

Tiempos de navegación reducidos
Lia divide su tiempo entre México y los Países Bajos. Cuando hablamos con ella, estaba en México, en las plantaciones de aguacate, cerca de los productores. En los últimos años, una de las actividades de mejora de la calidad en las que ha participado Lia es el establecimiento de una conexión marítima directa entre México y Europa. «El largo tiempo de tránsito de México a Europa es un tema recurrente. La gente siempre pregunta por qué el envío tarda tanto».

«Los barcos de Perú, por ejemplo, tardan una semana menos que los de México, mientras que los puertos peruanos están más lejos de Róterdam. Y, para la fruta fresca, una semana supone una gran diferencia. Los productos mexicanos tardan más en llegar porque los barcos atracan en Estados Unidos o en Centroamérica a lo largo del trayecto, lo que los ralentiza enormemente y también reduce la calidad. Razón suficiente para abogar por acortar el tiempo de envío».

Viaje inaugural
UPM se dirigió por primera vez a las principales navieras para tratar el tema en 2019. «Para ellos, se trata principalmente de grandes volúmenes. México no tiene lo suficiente para llenar una línea directa. Sin embargo, Europa sí es un mercado interesante para el envío directo», añade Bijnsdorp.

«Eso se puso de manifiesto cuando nos pusimos en contacto con navieras especializadas más pequeñas, como Seatrade. Estas empresas solo transportan productos frescos y congelados. Sus barcos tienen grandes cámaras frigoríficas y espacio en la parte superior para los contenedores frigoríficos. Eso hace que el transporte sea un reto adicional, pero actualmente es la única forma en que podemos establecer una ruta marítima directa».

En 2020 se empezó a planificar el primer viaje de prueba con una carga de aguacate y lima desde Veracruz a Róterdam. En septiembre, llegó el momento. «El barco tardó 14 días, una gran diferencia respecto a los 24 habituales. Después, hicimos todo lo posible para establecer un programa fijo, pero la pandemia fastidió nuestros planes. El sector de la hostelería cerró, por lo que la demanda, sobre todo de limas, se redujo drásticamente. No había suficiente comercio para navegar cada quince días», continúa Lia.

Reunir un volumen suficiente
En consecuencia, con la ayuda de socios, UPM estableció alianzas para reunir suficiente volumen de producto. «En 2021, la demanda de productos mexicanos volvió a aumentar y formamos un comité con organizaciones internacionales de exportadores de frutos rojos, mango y lima. Establecimos un prerregistro para que los exportadores se sumaran, lo que demostró que había suficiente interés y volumen de producto. Naturalmente, necesitaremos tiempo para que la gente se anime a inscribirse en varias salidas».

«Pero por ahora, las cosas pintan bien. Están empezando a considerarse las ventajas de una línea directa. A los importadores les gusta el menor tiempo de viaje por mar, pues beneficia a la calidad de la fruta y, por tanto, reduce el riesgo de pérdida de producto. Un tiempo de tránsito corto también es atractivo desde el punto de vista financiero, ya que los productos llegan más rápido a su destino final y, por tanto, los pagos son más rápidos. Sobre todo, acortar el tiempo de viaje diez días reduce significativamente las emisiones de CO₂», agrega Lia.

Pero 2021 fue un año logístico problemático. Lia señala la escasez de contenedores, los altos costes y la incertidumbre en torno a los tiempos de llegada previstos. «Incluso hemos oído que los exportadores centroamericanos están pensando en sembrar menos porque no están seguros de que se puedan enviar todos los productos. Nosotros también nos enfrentamos a eso».

«Queríamos empezar con esta línea directa en agosto del año pasado. Sin embargo, los compradores más grandes ya habían fletado las empresas navieras, y nos quedamos fuera. No obstante, los preparativos y las conversaciones con las navieras han continuado siempre. Esperamos lanzar esta línea directa en serio este verano».

Una línea directa cada dos semanas
El objetivo es organizar una navegación fija de México a Róterdam cada dos semanas durante todo el año. El principal periodo de exportación de aguacates a Europa comienza en agosto y se prolonga hasta febrero/marzo. Después, Perú entra en ese mercado y le resta interés a México. Las exportaciones de mango comienzan en enero, con mayores volúmenes cuando terminan las de aguacate. Además de la fruta fresca, otras posibilidades son el transporte de fruta procesada y congelada y zumos de fruta.

Las cosas no pueden ponerse en marcha lo suficientemente rápido para Lia. «México está acostumbrado a exportar a Estados Unidos; el mercado europeo es bastante nuevo. Algunas empresas mexicanas ya han llegado a ese punto, pero los muchos días en el mar siguen siendo una desventaja. Es crucial mejorar la calidad de los productos mexicanos para fortalecer su posición a largo plazo en el mercado europeo. Reducir el tiempo de tránsito es vital para ello», afirma.

Seguir mejorando la calidad de los productos
UPM, en colaboración con Control Union, se centra plenamente en la calidad. «Por ejemplo, los productos se comprueban exhaustivamente antes de ser enviados, lo que actualmente suele ocurrir solo a la llegada. También hemos diseñado un sello de calidad con Control Union. Los exportadores pueden utilizarlo para demostrar que cumplen las normas europeas. Nuestro socio, HDG, vuelve a inspeccionar los productos en el puerto de Róterdam. Así, tenemos un control total de la calidad del producto desde que se envasa hasta que llega. También trabajamos, por ejemplo, con Liquidseal, un líquido que prolonga la vida útil de las frutas y, por tanto, reduce la pérdida de producto».

«Y hemos tenido buenas experiencias con Otflow, alfombras que mejoran la circulación del aire en los contenedores. Estamos en conversaciones con FreshForwardRail para transportar los contenedores en tren tras su llegada a Róterdam. Ya existe una línea de Róterdam a Valencia y Barcelona, y también habrá una ruta de tren refrigerado a Rusia. Curiosamente, hay mucha demanda de productos mexicanos en Europa del Este. Todas estas soluciones contribuyen a mejorar la calidad y promover la sostenibilidad», concluye Lia.

 

Para más información:
UPM
Lia Bijnsdorplia.bijnsdorp@upmeurope.nl 
www.upmeurope.nl

Fuente: FreshPlaza.es / 28.03.22

Continue Reading

Derechos Reservados 2019 - La Voz del Campo :: www.lavozdelcampo.com.mx